"Uno no es de palo", dice Vladdo ante su salida de Twitter



Aunque ya hay quien quiere suplantarlo, Vladdo -el 'certificado'- no vuelve a Twitter, al menos por ahora. A pesar de que era un usuario consagrado, no aguantó más los insultos y las amenazas que se colaban entre las menciones de sus más de 80.000 seguidores. ¿Quiénes están detrás de las intimidaciones?, ¿por qué abandonar la causa? El caricaturista recibió a Terra en su casa para hablar sobre sus detractores y las redes sociales. Declaraciones que seguro se posicionarán como trending topics.

Vladdo no recuerda exactamente cómo llegó a Twitter, sólo que estaba en Estados Unidos y alguien se lo recomendó. Seguramente fue uno de los primeros usuarios en Colombia, por allá en el 2008. "Cuando lo empecé a usar mucha gente no lo conocía acá, lo debían confundir con el nombre de un perfume o de un remedio", asegura el caricaturista. Al principio no tuiteababa mucho, luego la multiplicación de sus followers (en un año pasó de 3.000 a 80.000 seguidores) sumada a la siempre polémica realidad colombiana lo llevaron a postear un promedio de 100 comentarios al día.

Después de su retiro de Twitter, Vladdo dice que no ha chequeado la red, ni siquiera para ver lo que otros opinan.

#UNONOESDEPALO

Uno creería que usted debe estar acostumbrado a que la gente lo critique. ¿Cuál fue la gota que derramó la copa?

Básicamente el asunto tiene que ver con que uno hace su trabajo y sí, puede ser muy crítico, puede ser muy ácido en algunos casos pero nunca es vulgar y nunca se recurre ni al insulto ni mucho menos a las amenazas. Entonces, en este proceso concluí que no valía la pena estarse sometiendo a eso porque es desgastante, porque yo no tengo ninguna obligación ni ninguna necesidad de someterme a eso.

Quienes lo apoyan creen que irse es darles la razón a las personas que lo atacan...

De pronto sí, de pronto es una forma de darles la razón, pero uno no es de palo y esas cosas, aunque uno trate de hacerse el idiota, terminan afectando. Entonces, por eso yo resolví cortar por lo sano porque seguramente después de eso, después del insulto y del agravio injurioso pueden venir conductas más pesadas.

Sus detractores, por otra parte, dicen que usted ha sido implacable con personajes como Tomás Uribe y ahora pide que lo dejen tranquio...

Él fue implacable conmigo, él me trató de gay, él me acosa. Yo nunca lo insulté a él. Ustedes tienen que revisar la respuesta que yo le di, nunca me puse en el mismo nivel. Yo no sé ni cuánto tiempo llevo sin mencionar a ese señor porque no me interesa. Y no es que yo esté pidiendo que me dejen tranquilo, yo estoy pidiendo es que me respeten, que son dos cosas completamente distintas. Sé que hay gente que no está de acuerdo conmigo y es natural, pero eso no les da derecho a que me irrespeten y a que me amenacen.

#LEVOYAROMPERLACARA

¿Por qué cree que en Colombia cuando se tiene la libertad de opinar termina cayéndose en la ofensa?

La mayoría de los que me atacaban, porque no eran críticas sino ataques, tenían como común denominador que eran 'uribistas' a ciegas, entonces ahí uno entiende el porqué de ese comportamiento.

Uribe es un personaje camorrero que en algún momento amenazó con romperle la cara a alguien. Su propio hijo me trató de gay, creyendo que con eso me insultaba porque ellos, por la formación que tienen, suelen atacar a los otros hombres tratando de rebajar o subestimar su virilidad.

En muchos de los insultos que me mandaban me decían gay, homosexual, loca, maricón, (expresiones) muy comunes de ese tipo de personas. Entonces, creo que cuando son personas que defienden a un personaje que pone tan bajito el referente, ellos se sienten autorizados para decir cualquier barbaridad, empezando por el hijo del presidente.

Dejando de lado su mala experiencia, ¿no cree que las redes son un escenario de debate y centro de información?

La gente de Twitter hasta no hace mucho era más propositiva, argumentativa. Últimamente se ha llenado de vándalos, que fueron los que me empujaron a mí a salir, y es una lástima porque una red como esta puede terminar como una red antisocial. Es una lástima que en las redes no se practique la tolerancia, pero también es un reflejo de lo que somos... en una ciudad en la que a una persona la matan por cualquier tontería, insultar a alguien por Twitter no tiene ninguna importancia.

#EN140CARACTERES

¿Se quedó con algún tuit guardado?
No. Una de mis características, precisamente, es que yo lo que iba pensando lo iba diciendo.

¿Qué valora de los 140 caracteres de Twitter?
La exigencia que le hace a las personas para esbozar una idea completa en un espacio tan corto. No todos lo consiguen.

¿Usted disfrutó Twitter?
Claro, por eso no me iba, a pesar de que los insultos no eran una cosa nueva.

¿Qué aprendió de Twitter?
Me sirvió para conocer a mucha gente, oír ideas, sugerencias, comentarios muy interesantes... y cosas que no valían la pena y cosas desagradables.

¿Cuál es su tuitero favorito?
Hay muchos. Los medios de comunicación, muchas personas... algunas no famosas, otras un poco más conocidas que siempre tenían cosas interesantes que decir.

Un tuit que resuma la gestión del presidente Juan Manuel Santos...
Me tiene gratamente confundido.


Léalo completo en Terra Colombia

Publicado el 07/07/2011


Volver al Indice de Noticias



comentarios potenciados por Disqus